ALITAS de POLLO al LIMON (al estilo Rossy)


“Qué sufrido el pollo. No hay ni una parte que no se aproveche”

Hace ya un tiempecito cayó en mis manos una receta de mi amiga Rossy, una mexicana muy salerosa. 
La probamos y… ¡Eureka!. Vaya alitas nos zampamos. 
Ya no son alitas de pollo al limón. Son las alitas de Rossy. 
Encontrad la receta original aquí.

Ni decir tiene que es una receta muy económica y que da mucho de sí. También es rápida de hacer y muy fácil. Estas son las recetas que me gustan a mí. Fáciles, rápidas, sabrosas y económicas.

Vamos a ponernos el delantal y ¡a cocinar!


ALITAS de POLLO al LIMÓN (al estilo Rossy)


Si no quieres leer e ir directo al grano, dale al play y sigue el paso a paso.
¿Me ayudas a crecer?
Dale al enlace azul y suscribete a mi canal.

"Dedito arriba" 👍, suscríbete, comparte y opina
Es gratis y no te compromete a nada.





ALITAS de POLLO AL LIMÓN (al estilo Rossy)

INGREDIENTES

·         1 kilo de alitas de pollo
·         2 cucharadas de aceite de oliva
·         4 dientes de ajo
·         2 guindillas secas o cortadas en rodajas
·         1/2 taza de vino blanco
·         La ralladura de un limón
·         1 taza de caldo de pollo
·         El jugo de 2 limones
·         Sal y pimienta.




PREPARACIÓN

1.        Hacemos zumo de los limones y rallamos la piel de uno. Reservamos.
2.       Limpiamos las alitas y las cortamos separando las diferentes partes. Apartamos las puntas, servirán para un rico caldo. Salpimentamos y reservamos.
3.       Pelamos y rallamos bien fino, el ajo. Reservamos.
4.      En una cazuela o sartén ponemos el aceite y cuando adquiera temperatura, vamos colocando las alitas y dejamos que se doren junto con el ajo y la guindilla.
5.       Mientras van dorándose preparamos nuestro caldo con una pastilla deshidratada.
6.      Agregamos el vaso de vino y dejamos que se evapore le alcohol y que se integren sabores.
7.       Añadimos el zumo de limón y removemos con mucho cuidado (la carne empieza a soltarse).
8.      Vamos removiendo de vez en cuando, meneando la cazuela para evitar que se pegue al fondo y agregamos la taza de caldo.
9.      Bajamos el fuego y dejamos que vaya cociendo todo junto.
10.    Dejamos se que evapore el caldillo hasta que nos quede una rica salsita.
11.     Acomodamos las alitas en una fuente de servir, bañamos con un poco de la salsita y a disfrutar.  




























(Recuerda que puedes suscribirte y compartir, si es de tu agrado. Un dedito arriba, si te ha gustado, tampoco estaría mal.)

Puedes seguirme en Facebook, Instagram, Twitter, Youtube y Pinterest.
Encontrarás los enlaces en la página principal.
¡Búscame!


Y si quieres conocer muchas más recetas, visita y suscribete a mi grupo de cocina. 
Ni en los mejores restaurantes comerás mejor.


Comentarios