TERNERA con SETAS


“Una carne que admite muchísimas variaciones”



Sin ninguna duda es el guiso más tradicional de mi tierra. Antiguamente no había fiesta que se preciara sin este plato.
No hace falta demasiado para prepararlo pero sí que necesita su tiempo. Como todo lo que se precie, las prisas no son buenas.

Puedes dejarlo preparado con anterioridad ya que gana un montón reposado. Acuérdate del pan porqué vas a necesitarlo.

 TERNERA con SETAS



INGREDIENTES

         1 pieza de ternera apta para guisar y que haremos atar
         400 grs de champinoñes enlatados o de cualquier seta
         1 cebolla grande
         2 tomates maduros
         1 zanahoria grande
         Aceite de oliva
         Manteca de cerdo (opcional)
         1  vaso de vino blanco
         Sal y pimienta
         15 -20 Almendras o avellanas
         3 dientes de ajo
         4 tostaditas pequeñas

 
PREPARACIÓN


1.       Pondremos en ella la pieza de ternera salpimentada a fuego alto para así sellarla. Mientras pelamos la cebolla y la zanahoria y las cortaremos en trozos grandes junto con los tomates. Lo añadimos todo a la cazuela rodeando la pieza de ternera. Tapamos la cazuela y dejaremos que cueza todo junto.
2.       Cuando veamos que la carne empieza a estar doradita, le añadimos el vaso de vino y dejaremos que reduzca. Seguidamente le añadimos los dientes de ajo pelados junto con las avellanas o almendras (o mitad y mitad) y las tostadas de pan.
3.      Dejamos cocer todo junto con la cazuela tapada, hasta que al pinchar la carne, esta no ofrezca resistencia. Si vemos que está sin caldo, le agregamos un par de vasos de agua. Procurad que la cazuela sea a medida más o menos del corte de carne ya que cuanto más cubierta queda la pieza, más jugosa quedará. Procuraremos ir volteando para que cueza homogéneamente.
4.      Cuando veamos que la pieza esté cocida, apagamos el fuego, la retiramos y reservamos. Sacamos las pieles de los tomates (estarán nadando por el caldo) y el resto lo pondremos en un bote. Lo picaremos bien con la batidora de mano hasta que quede bien fino. Lo agregamos de nuevo a la cazuela utilizada (que no habremos lavado) y reservamos.
5.      Cuando nuestra pieza esta templadita, le sacamos el cordel, la vamos cortando a trozos no demasiado anchos y los volvemos a colocar dentro de la cazuela donde espera nuestra salsa, intentando que no amontonarlos.
6.      Ya para finalizar, le añadiremos las setas que tendremos lavadas y escurridas, rectificaremos de sal si fuera necesario y dejaremos que se integren los sabores a fuego lento y ratito más.
7.      Apagamos el fuego y listo. Deciros que este plato está mucho mejor reposado de un día para otro. Se sirve bien calentito y con una buena hogaza de pan. ¡Disfrutadlo!


































(Recuerda que puedes suscribirte y compartir, si es de tu agrado. Un dedito arriba, si te ha gustado, tampoco estaría mal.)

Puedes seguirme en FacebookInstagramTwitterYoutubePinterest y Cookpad.
Encontrarás los enlaces en la página principal.
¡Búscame!

Y si quieres conocer muchas más recetas visita y suscribete a mi grupo de cocina. 
Ni en los mejores restaurantes comerás mejor.
















Comentarios

Entradas populares