GALLETAS ENROLLADAS NAVIDEÑAS



Fue verlas y no poder resistir la tentación de hacerlas. Y como ya estamos en pleno modo Navidad... festivas a tope.

¿Las hacemos juntos?  No os lo penséis dos veces. Están riquísimas.
No dudéis en enviarme vuestra foto y así compartimos el placer todos juntos.

GALLETAS ENROLLADAS NAVIDEÑAS 


Si no quieres leer e ir directo al grano, dale al play y sigue el paso a paso.
Me ayudas? Te suscribes a mi canal?. 
Es gratis y no te compromete a nada. Te estaré agradecida infinitamente. 
Muchísimas gracias


R E C U E R D A
"Dedito arriba" 👍, suscríbete, comparte y opina
Es gratis y no te compromete a nada.

GALLETAS ENROLLADAS (en espiral)

INGREDIENTES

·         290 g de mantequilla ablandada
·         150 g de azúcar glas
·         2 huevos
·         1 pizca de sal
·         1 cucharadita de extracto de vainilla
·         410-420 g de harina de repostería
·         Colorante rojo

PREPARACIÓN


1.        En un bol ponemos la mantequilla junto con el azúcar y batimos con ayuda de unas varillas eléctricas hasta que esponje y blanquee.
2.       Cascamos los huevos uno a uno, batimos para romper su estructura y los vamos añadiendo a la masa. No añadiremos el segundo hasta que el primero esté bien integrado.
3.       Agregamos el extracto de vainilla y la harina bien tamizada con la sal. Integramos bien con ayuda de nuestras varillas, con una espátula o sencillamente con nuestras manos. Debemos obtener una masa fina que casi no se pegue en nuestras manos.
4.      Pesamos la masa resultante y la dividimos en dos partes iguales. A una de ellas le añadimos colorante rojo en la cantidad que nos guste más.
5.       Mezclamos bien para homogenizar el color pero sin amasar demasiado para que no se desarrolle en exceso el gluten de la harina.
6.      Boleamos cada masa y la envolvemos con papel film y dejamos reposar en el frigo al menos un par de horas. Yo la deje toda la noche.
7.       Al día siguiente sacamos del frigo y dejamos que se relaje y se atempere para poder extender bien con el rodillo y evitar que se agrieten.
8.      Aplastamos cada una de las masas entre dos láminas de papel de horno con ayuda de un rodillo (yo utilizo uno con guías que me va fenomenal para las galletas)
9.      Y las colocamos una encima de la otra (si se han quedado muy blandas, otro ratito en la nevera, les vendrá fenomenal). Aplastamos de nuevo con el rodillo hasta dejarlas con un grosor de unos 3 milímetros.
10.    Recortamos los sobrantes para hacer más o menos un rectángulo parejo y enrollamos ayudándonos de nuestras manos. Cuidad de apretar bien para que no queden los espirales abiertos. (En el caso de que se agrietara la masa al ir volteándola, podéis arreglarla reagrupando la masa con vuestros dedos)
11.     Si queréis forrarlas con toppers (tal y como he hecho yo), depositadlos encima de una hoja de papel de horno y voltear el rollo de masa por encima de ellos. No apretéis demasiado, intentad solo voltear.
12.    Cuando tengamos el rollo bien cubierto, envolvemos bien con papel film o de horno y dejamos endurecer en la nevera.
13.    Cuando la masa haya endurecido, ponemos el rollo sobre una tabla de cortar y vamos cortando galletas de unos 4 mm de ancho que iremos colocando sobre una bandeja apta para horno que habremos forrado con papel sulfurizado. Dejamos un margen para evitar que se nos peguen al hornearlas.
14.    Horneamos unos 12 minutos a 170º (con aire) o a 190º (sin aire), retiramos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
15.    Disfrutadlas. Se guardan de maravilla en una lata.























(Recuerda que puedes suscribirte y compartir, si es de tu agrado. Un dedito arriba, si te ha gustado, tampoco estaría mal.) 
Puedes seguirme en FacebookInstagramTwitterYoutubePinterest y Cookpad.
Encontrarás los enlaces en la página principal.
¡Búscame! 

Y si quieres conocer muchas más recetas visita y suscribete a mi grupo de cocina. 
Ni en los mejores restaurantes comerás mejor.



Comentarios

Entradas populares