lunes, 27 de marzo de 2017

ALUBIAS CON BACALAO Y TROMPETAS DE LA MUERTE

"Tremendo el sabor. Con un regusto maravilloso a bacalao y un toque muy especial a la seta"




Os muestro un plato típico de mi tierra. Tenia que hacerlo un poco más festivo y opte por añadirle trompetas de la muerte y que las alubias fueran del ganxet (una variedad de alubias muy nuestra).

No hace falta añadir que el bacalao es uno de los pescados usados en nuestra cocina y junto con las alubias forman un gran tandem creando así un plaro sencillo, rico y saludable.




ALUBIAS CON BACALAO Y TROMPETAS DE LA MUERTE

 

 





INGREDIENTES

  • 200 grs de alubias blancas (las utilizamos ya cocidas)
  •  200 grs de bacalao (mejor si es desalado o en migas) 
  • 15 grs de trompetas de la muerte deshidratadas  
  • 1 zanahoria
  • 1 chalota 
  •  4 dientes de ajo 
  • 1 pimiento verde pequeño 
  • 1 calçot (corría por la nevera) o un puerro 
  • 1 ñoraPerejil fresco
  •  ½ cebolla
  •  1 hoja de laurel
  •  Aceite de oliva y sal




PREPARACIÓN

  1. Antes de nada vamos a poner las trompetas en remojo en agua caliente por un mínimo de 30 minutos. Mejor si son un par de horas. 
  2. Pelaremos y cortaremos la zanahoria, la chalota y la cebolla en trozos no demasiado grandes. Lavaremos y cortaremos en daditos pequeños el pimiento verde y el calçot o puerro en rodajitas. 
  3. En una olla o cazuela honda pondremos agua y echaremos en ella la cebolla, la zanahoria, la chalota, la ñora, los dientes de ajo y el laurel y dejaremos que hierva hasta formar un caldo.   
  4. En una sartén pondremos a sofreír el bacalao (que habremos tenido en remojo unas 12 horas) escurrido y sin aceite. Dejaremos que se suelte el agua y se evapore. Una vez haya concluido este proceso, echaremos un poco de aceite, rehogaremos por unos minutos y lo echaremos a la olla del caldo. 
  5. En la misma sartén pondremos a freír el pimiento con un poco de aceite. Echaremos un poco de sal y a medio hacer, agregaremos el calçot o puerro. Una vez esté bien rehogado… ¡a la cazuela! 
  6. Le toca el turno a las setas. Las saltearemos bien escurridas sin aceite, y cuando hayan evaporado toda su agua, echaremos algo de aceite y de sal. El rehogado 5 minutos, no más. 
  7. Apagaremos la sartén, echaremos un cazo de caldo, rebañaremos bien, probaremos de sal, cuidado..., ¡no las dejéis muy saladas! y echaremos todo el contenido dentro de la cazuela. Así arrastramos todo el sabor de las mismas. Seguiremos cociendo un poco más hasta que todos los sabores estén bien integrados.
  8. Cuando ya estemos casi a punto de comer (podéis parar el caldo y dejarlo en reposo hasta este momento), escurriremos y lavaremos bien las alubias y cuando rompa a hervir el caldo, si es que lo teníamos reposando, las agregaremos al guiso. Dejaremos cocer unos 5 minutos y serviremos bien calentito.
  9. Tremendo el sabor. Con un regusto maravilloso a bacalao y un toque muy especial a la seta 






No hay comentarios:

Publicar un comentario