CHARLOTTE DE MELOCOTÓN Y LIMÓN (con relleno de crema de yogur y queso fresco)

“¡Oh pasteles! ¡dulces, finos y sublimes pasteles; enrollados con los dedos! ¡Vosotros sois la triaca, el antídoto de cualquier veneno! ¡Nada me gusta tanto, y constituis mi única esperanza, toda mi pasión!” 
Obra Las Mil y una noches (11ª a 21ª noche) 



Y  como yo ultimante estoy super golosa, os dejo una tarta que es una rícura. (Idea sacada del blog Cookcakes de Ainhoa y de su invitado del mes Cau de sucre).

Tampoco es que nos hayamos pasado mucho con las calorías. Es bastante light. La dieta no tiene porque estar reñida con un buen postre.

Ahora que ... si aún lo quieres más light, substituye el queso fresco por queso batido 0% y el yogur,  por uno desnatado. Estará igual de buena pero con menos calorías.




CHARLOTTE DE MELOCOTÓN 

Y LIMÓN (con relleno de crema de yogur y queso)   

        



INGREDIENTES


Para el relleno

  • 4 huevos
  • 140 g de azúcar
  • 80 g de harina
  • 60 g de harina de maíz
  • 8 grs de polvo para hornear
  • Una pizca de sal


Para el lemón curd (crema de limón)

  • 300 grs de azúcar 
  • 50grs de harina de maíz 
  • 350 ml de agua
  • 3 yemas de huevo
  • 120 ml de zumo de limón (2 limones aprox.)
  • Ralladura de un limón
  • 20 grs de mantequilla 


Para el relleno 

  • 5 hojas de gelatina neutra
  • 100 grs de queso fresco 
  • 200 grs de yogur griego
  • 350 ml de nata líquida para montar (muy fría)
  • 2 cucharadas soperas de zumo de limón
  • 70 grs de azúcar glas
  • 2 melocotones medianos


Para la decoración

  • Coco rallado
  • Flores frescas (opcional)


PREPARACIÓN



  1. Empezamos preparando, el día anterior, la crema de limón (también podéis comprarla hecha). En una cazuela mediana mezclamos el azúcar, la harina de maíz, la ralladura de limón y el agua. Ponemos a calentar a fuego medio hasta que hierva. Sacamos, colamos y reservamos.
  2. En un bol batimos ligeramente las yemas con un tenedor. Vertemos un cucharón de la mezcla anterior en el bol y mezclamos hasta integrar. Vertemos esta mezcla en la cazuela y seguimos cocinando de nuevo hasta que hierva y sin dejar de remover para evitar grumos. Retiramos del fuego y añadimos la mantequilla y el zumo de limón. Mezclamos bien hasta obtener una crema brillante y espesita. Tapamos a piel con papel film y dejamos enfriar a temperatura ambiente.
  3. Seguimos con el bizcocho. Precalentamos el horno a 180 º C con calor arriba y abajo. Separamos las yemas de las claras. En el bol de la batidora ponemos las claras, 4 cucharadas de agua tibia y la pizca de sal. Montamos las claras a punto de nieve. Añadimos el azúcar y seguimos montando a velocidad alta durante unos tres minutos. Incorporamos las yemas, mezclamos ligeramente y añadimos las harinas y la levadura tamizadas. Removemos suavemente a mano y con movimientos envolventes con la ayuda de una espátula hasta que se incorporen los ingredientes.
  4. Cubrimos la bandeja del horno con un papel de hornear, vertemos la mezcla y la esparcimos bien por toda la superficie de la bandeja. Horneamos durante 10 minutos o hasta que la superficie empieza a coger un tono dorado. Retiramos del horno dejamos enfriar un poco. Aún en caliente, esparcimos azúcar sobre una hoja de papel de hornear, volcamos encima el bizcocho y enrollamos. Dejamos enfriar completamente el bizcocho enrollado. Una vez el bizcocho esté frío, lo desenrollamos con cuidado y esparcimos el lemon curd por la superficie, dejando sin crema los márgenes. Volvemos a enrollar con la ayuda ya está listo. Reservamos.
  5. Para preparar la crema de la Charlotte, ponemos las hojas de gelatina en agua fría para hidratarlas. Mientras, en un bol mezclamos el queso fresco, el yogur, el zumo de limón y el azúcar glas con ayuda de unas varillas. En otro bol pequeño, calentamos las dos cucharadas de Limoncello en el microondas y añadimos las hojas de gelatinas bien escurridas. Removemos para deshacer la gelatina, le añadimos unas cucharadas del batido anterior, removemos para integrar y vertemos toda la mezcla al bol del batido reservado. Mezclamos bien y dejamos reposar.
  6. Mientras la mezcla reposa, lavamos y pelamos los melocotones. Les quitamos el hueso y cortamos en trozos más bien gruesos. Montamos la nata.
  7. Tan pronto como la crema de queso fresco y yogur empiece a cuajar, añadimos una parte de la nata montada y batimos bien con las varillas para igualar las texturas de las dos cremas. Añadimos el resto de la nata y mezclamos a mano con movimientos suaves y envolventes. Sólo lo justo para incorporar.


MONTAJE y DECORACIÓN:


  1. Para montar la Charlotte, cortamos el brazo de gitano en unos 10 o 12 trozos. Usando un aro redondo ajustable de unos 20 cms, creamos primero la base con trozos del enrollado. Con los trozos restantes cubrimos las paredes hasta cerrar el círculo. Con una mezcla de azúcar glas y limón (podéis añadirle una cucharada de Limoncello si os apetece) mojamos los trozos del enrollado con un pincel.
  2. Rellenamos con la mitad de la crema, colocamos los trozos de melocotón y cubrimos con el resto de la crema. Enfriamos en la nevera durante un mínimo de 4 horas (mejor de un día para otro). Antes de servir, desmoldamos, espolvoreamos con el coco rallado, decoramos con flores comestibles y algunas rodajas de melocotón al gusto y… a disfrutar.

NOTA: Guardad el sobrante de crema de limón en un bote hermético y refrigerado.
¡Está buenísima encima de una tostada de pan!




¡No quedaran ni las migas!






Comentarios

Entradas populares