lunes, 18 de julio de 2016

TARTA FRÍA DE YOGUR Y QUESO CON MELOCOTÓN, MORAS Y ARÁNDANOS

"El postre popular del verano"



Ahí va una tarta perfecta para estos dias calurosos. Nos refrescará y a la vez encantará a nuestro paladar o al de quién sea.
Esta exquisita receta es muy fácil de preparar y lo mejor de todo ... ¡es sin horno!. (con el señor sol ya tenemos bastante para achichararnos). Nosotros la hemos preparado así pero con sólo la base y el relleno ... el paladar más exigente caerá rendido a vuestros pies.
¿La preparamos?




TARTA FRÍA DE YOGUR Y QUESO 

CON MELOCOTÓN, 

MORAS ARÁNDANOS

 







INGREDIENTES

*      PARA LA BASE

·         175 galletas María
·         50 grs de mantequilla
·         8 o 10 moras grandecitas
·         12 o 15 arándanos

*      PARA EL RELLENO

·         250 g queso crema
·         2 yogures griegos naturales
·         1 vaso de leche
·         100 grs de azúcar
·         5 grs de gelatina en polvo

*      PARA DECORAR

·         4 melocotones amarillos
·         40 grs de azúcar

(NOTA: Podéis utilizar melocotón en almíbar para este paso)


PREPARACIÓN



1.       Dejamos la mantequilla en un cuenco a temperatura ambiente hasta que ablande. Trituramos las galletas con la ayuda de un rodillo (o un robot de cocina) y las añadimos al cuenco de la mantequilla. Removemos bien hasta conseguir una mezcla homogénea y cubrimos con esta masa el molde  desmontable que habremos forrado con papel de hornear y presionamos con la ayuda de nuestros dedos para que quede compacta. Reservamos en la nevera.
2.       Batimos el queso con el yogurt con la ayuda de unas varillas eléctricas. Mientras tanto pondremos a calentar la leche, sin que llegue a hervir y a hidratar la gelatina con una cucharadita de agua fría.
3.       Apartamos la leche del fuego, disolvemos en ella la gelatina que ya estará compacta y lo añadimos a la mezcla de queso y yogur. Remover hasta obtener una crema.
4.       Sacamos el molde de la nevera y vamos colocando encima de la base de galleta las moras y los arándanos (rienda suelta a la imaginación). Con la ayuda de una cuchara vuelta del revés, vamos echando la crema de queso por toda la tarta presionado un poquito los frutos para que queden en la base. Dejamos enfriar y reservamos en la nevera al menos 4 horas (mejor si es toda la noche) hasta que esté bien cuajada.
5.       Pelamos los melocotones y cortamos la pulpa en dados retirando los huesos. Cocemos el azúcar con 6 cucharadas de azúcar unos minutos y agregamos la fruta. Confitarla un par de minutos, sacar del fuego, dejamos enfriar y reservamos.
6.       Desmoldamos la tarta y la cubrimos con el melocotón escurrido y servimos. Si utilizáis melocotón en almíbar, cortarlo en daditos y colocadlo directamente encima de la tarta.

¡Buen provecho! ¡A disfrutar!





"Para quedar bien y no perecer en el intento"

No hay comentarios:

Publicar un comentario